Inhalador para la Calma

$5.500

Inhalador para la Calma

$5.500
5

Inhalador de Aromaterapia que te invita a través de tu olfato, a despertar la tranquilidad, la calma y la relajación.
Con aceite esencial de..

Ylang Ylang, Verbena y Mandarina roja.
El Ylang Ylang (cananga odorata) antidepresivo, que estimula la glándula pituitaria por lo que ayuda en la producción de endorfinas. Calma la ansiedad, la angustia y levanta el ánimo.
La Verbena (litsea citrata) evoca un aroma casi dulzón, alimonado fresco y chispeante, es un relajante y antidepresivo con fama de ser al aroma de la felicidad.
La mandarina (citrus reticulata) dulce, sutil, cálida y encantadora. Combate Estados depresivos, de ansiedad y el desánimo. Nos devuelve el alma de niños sin preocupaciones que nos quiten el sueño.
*Recomendado para: problemas de insomnio, estrés, ansiedad, estados depresivos, angustia, miedos, útil ayudante en personas que padecen epilepsia y parkinson.

Algo sobre aromaterapia.

Las plantas aromáticas son a mi parecer, las reinas del universo vegetal. Sus aromas que extraemos a través de la destilación, como aceites esenciales, están compuestos por infinidad de moléculas aromáticas riquísimas en activos medicinales y vibracionales. La utilización con fines medicinales de estos aceites esenciales es lo que llamamos "Aromaterapia"

La aromaterapia, no es nueva, hoy está avalada científicamente, sin embargo se remonta hasta 40.000 años antes de Jesucristo mientras los aborígenes australianos la utilizaban con medios rudimentarios en inhalaciones del humo de plantas o cataplasmas y emplastos de arcilla y plantas puestos sobre la piel. 5.000 años antes de nuestra era, la primera farmacopea china nos informa que sobre el empleo del jengibre y la canela. La India nos aporta una visión médica original a través del ayurveda, focalizada en el uso de plantas aromáticas y sus acciones energéticas. En Egipto, 2.800 años antes de Cristo utilizabanesencias aromáticas en el proceso de momificación, pero también como medicamentos. Desde Grecia y Roma antigua, Hipócrates, Discórides y Galiano nos legaron sus conocimientos aromáticos en numerosos textos de la época. Avisena, médico árabe, 1.200 años antes de Cristo inventa el primer alambique digno de ese nombre para destilar plantas aromáticas. Las invasiones árabes en España y las cruzadas, fueron llevando esta tecnología a Europa. Hacia el 1.400 a los farmaceuticos de les llamaba "Aromaterii" y el vinagre de los 40 ladrones se componía exclusivamente de esencias de plantas que los protegía de la peste.

Hoy en día otros científicos de nuestra era, han recogido el legado para hacer reconocer esta visión como una medicina global: Gattefossé, Valnet, Duraffourd, Franchomme y Baudoux. 

*Este producto no reemplaza los tratamientos y la atención médica profesional.

Solo quedan 5 unidades de este producto

También te puede interesar: